Noticias

Universitarios chilenos cursan intercambio en China

Un semestre es el tiempo que los tres estudiantes seleccionados de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile pasarán en Pekín, China, participando de un programa de intercambio patrocinado por la familia Luksic.

En 2018 se constituyó un nuevo programa Luksic Scholars: Chile- China Undergraduate Exchange, entre la Facultad de Economía y Negocios de la universidad de Chile, Peking University y Fudán University, destacadas casas de estudio de China. Este acuerdo permite que tanto los alumnos chinos como los chilenos cursen un semestre de su carrera al otro lado del mundo, patrocinados por la familia Luksic.

Juan Martínez, Alessandro Campos y Camila Rebolledo (en la foto, acompañados por su par de intercambio en Chile, Gavin Wang) son tres estudiantes chilenos de Ingeniería Comercial de la Universidad de Chile e Ingeniería en Información y Control de Gestión que se encuentran cursando un semestre de estudio en Guanghua School of Management de Peking University. Ellos relatan cómo ha sido vivir esa experiencia que, según afirman, nunca olvidarán.

Lo que más ha impactado a los jóvenes chilenos es la interculturalidad en la que se encuentran viviendo en esta escuela de negocios, considerada una de las más prestigiosas de China, donde la masa estudiantil está conformada por alumnos chinos y jóvenes provenientes de todas partes del mundo.

-Nosotros compartimos residencias con personas chinas y de todas partes del mundo. Hemos tenido que aprender a superar la barrera idiomática, e incluso nos comunicamos con señas, dice Camila. Pero el enriquecimiento personal de compartir con jóvenes de todo el mundo ha sido enorme, agrega.

Los jóvenes destacan, también, que han aprendido a conocer las singularidades de la cultura china y a admirar sus costumbres, tan diferentes. Afirman que Pekín es una ciudad muy segura, y concluyen que académicamente el desafío mayor ha sido estudiar en inglés en una facultad de alto nivel.

-Estamos felices, pero siempre tenemos elementos que nos recuerdan Chile, concluyen los tres jóvenes. Desde las cerezas, las manzanas y el buen vino que encontramos en los comercios, hasta la música latina que nuestros amigos chinos escuchan mucho más a menudo de lo que uno se imaginaría, dicen.